Si Roberto se hubiera presentado en nuestro consultorio…

chispa de la vidaEn el mes de septiembre, como cada mes, tuvimos nuestro ejercicio de diagnóstico. Esta vez analizamos a Roberto, el personaje principal de “La chispa de la Vida”, película española del director Alex de la Iglesia.
Tan sólo el título del film nos sugiere varios aspectos: Que la vida dura lo mismo una chispa, que es fugaz y luminosa, que la vida posee una chispa única. ¿No es verdad que habría que aprovecharse al máximo un evento que podría ser tan breve en comparación con la edad del universo?

Roberto, como un número creciente de españoles en esta época de crisis, ya no es joven y se encuentra desempleado y en serios aprietos económicos. Cuando le niegan por enésima ocasión un trabajo, pierde el control. En medio de esta crisis, entra casualmente a una zona arqueológica restringida y es víctima de un increíble accidente con el que termina perdiendo la vida. En su agonía tiene la insólita idea de convertir sus últimas horas en un show publicitario que le deje el suficiente dinero para cubrir sus mayores deseos, que son dejar protegida a su familia y al mismo tiempo, respirar la sensación de éxito que ya hace años había perdido.

chispa vida 1En la película las conversaciones entre Roberto, su esposa y sus hijos, nos hacen reflexionar sobre la importancia de discernir qué es lo verdaderamente esencial en nuestra vida. Y esto, definitivamente no es sólo “tener dinero”. Resulta que también mantener la dignidad es muy importante para el ser humano. Por esa razón habríamos dado a Roberto la Esencia Antártica del Kit de Frecuencias de Luz, porque es tremendamente útil para aumentar la consciencia y ampliar la visión sobre lo necesario y esencial de la vida. Esta esencia nos ayuda a detectar quiénes somos realmente y a recordar a qué venimos a este planeta. Roberto, como muchos de nosotros, no está consciente de la gran oportunidad que significa estar vivo. La Esencia Floral Boronia, le sería de gran ayuda para refrescar a su mente de estos pensamientos recurrentes y obsesivos, de tal manera que pudiera parar un poco y pensar las cosas con mayor objetividad.
En ocasiones, es precisamente el no buscar nuevos caminos, el no abrirse a diferentes alternativas, lo que nos lleva a obtener los mismos frustrantes resultados. El universo, en su infinita sabiduría, nos pondrá pruebas constantemente para que aprendamos a fluir y a dejar atrás la rigidez; los paradigmas y los viejos patrones sociales y familiares. Es abandonando estos patrones que podremos lograr ser

Boronia

Boronia

más felices durante nuestra existencia. La Flor Australiana Bauhinia permitiría a Roberto abrirse a nuevas posibilidades y tomando Turkey Bush, podría hacerlo también de una manera muy creativa (aunque hay que admitir, que en la historia contada en la película la creatividad no le falta).
Es verdad que la figura masculina tiene el rol ancestral de proteger y proveer de lo necesario a su casa y a su familia; sin embargo, cuando hay desequilibrio emocional, este rol se vuelve una presión tan fuerte que, al no cumplir con este objetivo, los hombres pueden llegar a enfermarse. Si un hombre se siente impedido al desempeñar su función de protección, la combinación Abund, puede serle de gran apoyo, ya que aparte de abrirle a la abundancia, le permitirá eliminar ciertos bloqueos, incluso ancestrales, en cuanto a su relación con los bienes materiales y económicos. A Roberto esta combinación le hubiera caído de maravilla.

Durante su agonía Roberto es completamente dominado por la obsesión de éxito y cumplimiento material. Esta situación lo aturde y le bloquea, de modo que no escucha las múltiples opciones que le sugiere su mujer para salir del embrollo. Su esposa es mexicana, y entre Europa y América Latina el concepto de la familia es ya muy diferente. El director nos sugiere que en los países del supuesto “Primer mundo” la sociedad se ha enfocado casi por completo en mejorar constantemente las condiciones materiales, y solo la cantidad de bienestar material que se logra asegurar a los hijos mide el éxito de un hombre. En los países del llamado “Tercer Mundo”, en cambio, aún se encuentran circuitos de apoyo familiar, entre hermanos, entre primos, entre la gente del barrio. Entre mujeres sobre todo.

Esto no quiere decir, en absoluto, que lo anterior sea una regla general. Para nosotros no debe existir el Primer o el Tercer mundo. Ni una división entre lo femenino y lo masculino. Pero reflexionar al respecto nos hará encontrar el camino al equilibrio. La Esencia China del Kit de frecuencias de Luz, hubiera ayudado a Roberto anclarse mejor a su frecuencia de energía femenina, permitiéndole fluir con mayor suavidad para así poder encontrar y disfrutar de la “Chispa de la Vida”.

En nuestro próximo ejercicio diagnóstico analizaremos a Stephanie y Alain, de la película francesa: Metal y Hueso (haz clic aquí). ¡Apúntate ya!

Los comentarios están cerrados.