Mayoria de antidepresivos ingeridos por personas que no padecen la enfermedad

pilloleLa mayoría de las personas que toman medicamentos para tratar la depresión no padecen la enfermedad, de acuerdo a un estudio publicado recientemente.

Investigadores descubrieron que el 68% de las personas que ingieren antidepresivos no cumplen con los criterios de un trastorno depresivo mayor, conocido también como depresión clínica. Tal vez peor, el 38%  nunca en su vida  reunió los criterios para ser diagnosticados con  el desorden de obsesivo compulsivo, pánico, fobia o ansiedad.

Los investigadores estadounidenses analizaron los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).  La ISRS suele ser el primer medicamento de elección para la depresión y otros trastornos psiquiátricos, ya que generalmente tienen menos efectos secundarios que la mayoría de los otros medicamentos de este tipo.

Sobre el informe, publicado en la revista Journal of Clinical Psychiatry, los investigadores concluyeron: “Muchas de las personas que ingieren antidepresivos recetados pueden no haber cumplido con los criterios para ser diagnosticados con un trastorno mental”. La data indica que los antidepresivos se utilizan comúnmente ante la ausencia de indicaciones basadas en pruebas claras”,   determina el estudio publicado en el Journal of Clinical Psychiatry.

El doctor Howard Forman,  director médico de los Servicios de  Adicción en el Centro Médico de Montefiore,  explicó que todos pasamos por períodos de estrés y tristeza. Esto, sin embargo, “no quiere decir que estemos enfermos, sino que nos define como humanos”, dijo a Medical Daily.

Las recetas de antidepresivos se han triplicado entre 1998 y 2008 en los países más rico del mundo, de acuerdo a varios estudios. Se notó un aumento particular en el uso de Prozac y Seroxat.  Mientras, data relacionada a Estados Unidos indica, por su parte, que el 11 por ciento de los estadounidenses mayores de 12 años utilizan antidepresivos.

Para un diagnóstico  de depresión clínica, según las guías oficiales, la persona debe presentar  cinco o más síntomas de depresión por un período mínimo de dos semanas. Los síntomas incluyen depresión, perdida de interés o placer en actividades, pérdida o ganancia de peso, insomnio o aumento en el deseo del sueño, entre otros más.

Fuente: primerahora

Seguir leyendo

Conoce las nuevas herramientas de nuestro sitio web

logo¡Bienestar en Forma reestrena su sitio web! La principal novedad es la tienda en línea, donde comprar es muy fácil y es seguro. Puedes entrar a la tienda como comprador por única vez, o registrándote como miembro (obteniendo beneficios adicionales). Con sólo darle un clic al carrito puedes ir formando tu pedido, agregando o modificando productos; una vez terminado tu pedido, te ofrecemos diversas formas seguras de pago: tarjeta de crédito, transferencia y pago en tiendas de autoservicio; por una cuota adicional podrás recibir los productos en el domicilio que indiques, en cualquier lugar de la República Mexicana y en el menor tiempo posible.
En la página de inicio, podrás encontrar los productos destacados, las promociones del mes y, sobretodo, el menú principal. Este último brinda la posibilidad de acceder a las siguientes páginas:

Seguir leyendo

El segundo cerebro del hombre

cycle inside the female body, circle of digestion, menstruationPodría ser un thriller psicológico, pero es real: dentro de ti hay una legión de millones de seres diminutos capaces de influir en tu mente sin que te des ni cuenta. Poco a poco la ciencia está desmontando la visión antropocéntrica de un ser humano autosuficiente, con control total sobre sus funciones mentales. No vivimos solos. Millones de bacterias no patógenas nos acompañan desde que nacemos y sin ellas nada sería igual. Juntas forman nuestra microbiota.
Se sabe que son imprescindibles para desarrollar unas buenas defensas y para la digestión de ciertos alimentos. Pero, además, son capaces de comunicarse con el cerebro. Influyen sobre el comportamiento social del individuo y sobre la elección de pareja, pueden modificar la memoria, el aprendizaje, el estado de ansiedad y el depresivo.
Toda nuestra piel se encuentra recubierta por estas bacterias, pero donde más se acumulan es en el intestino. Como si de una gran megalópolis de microorganismos se tratara, varios millones de ellos viven en el cálido y confortable interior de nuestro tubo digestivo.

Seguir leyendo

Los peligros del estres mal canalizado

stressEl estrés es la capacidad del ser humano para luchar o huir ante problemas o situaciones que afectan al individuo. Mediante cambios en el organismo se logra la adaptación a diversas condiciones físicas, quemaduras, golpes, hemorragias o al entorno psicosocial como tragedias naturales, accidentes, las cuales son igual de importantes, ya que químicamente producen el mismo daño en el organismo. Es la vía por la que el cuerpo trata de solucionar un problema, pero cuando la situación se hace recurrente, el estrés puede detonar enfermedades como la diabetes, depresión, resistencia a la insulina, hipertensión, deposición de la grasa abdominal y otras enfermedades autoinmune, explicó Sigfrido Miracle López, jefe de endocrinología del Centro de Inmunología Avanzada del Hospital Ángeles Lomas.

La diabetes tipo II es una enfermedad originada por un desequilibrio sistémico. El organismo constantemente se encuentra en un estado llamado homeostasis, en el cual se busca un equilibrio entre el medio externo variante, como el clima, la temperatura, la luz, la noche y el interno como la presión arterial, la frecuencia cardiaca, el funcionamiento de riñones, hígado, páncreas y pulmones. Cuando existe un desequilibrio de la homeostasis y de la angiostasis, (alteración en los sistemas inmunológico y hormonal) tan importante que el cuerpo no pudo adaptarse a él, cuando ocurre esta situación se generan las enfermedades, en el caso de la diabetes tipo II la elevación de glucosa en la sangre es la causante del estrés.

Es muy difícil concebir una enfermedad sin pensar que existe un mecanismo que lo detonó. Al haber estrés, la homeostasis se puede ver afectada, sobre todo si es constante y no se le da al cuerpo el tiempo necesario para volver a adaptarse y llegar al punto neutral, esta situación es la generante de los padecimientos.

“La diabetes tipo II tiene componentes inmunológicos, genéticos, ambientales, es una enfermedad multifactorial, por ello prácticamente en las facultades de medicina ya no estamos enseñando a la diabetes como una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades que se caracterizan por un punto que es la elevación de glucosa que origina procesos inflamatorios que afectan a los órganos y el sistema inmunológico, problemas que dañan la circulación, los ojos y riñones”, detalló el especialista.

Por esa razón el jefe de endocrinología de la institución, recalcó cómo un problema que los médicos se especialicen en pequeñas partes del cuerpo, ya que el organismo del ser humano es muy complejo, y estudiarlo de manera fragmentada puede llevar a un diagnóstico erróneo.

“El problema es querer quedarnos en nuestro micro universo de la especialidad, por lo que se puede perder el diagnóstico adecuado, por ello surge la necesidad de un equipo multidisciplinario, que reúna varios especialistas como neurólogos, endocrinólogos, urólogos, psicólogos, reumatólogos, oncólogos, otorrinolaringólogo, para analizar al mismo tiempo el caso y lograr el mejor diagnóstico, así como su tratamiento”, finalizó Miracle López.

Fuente: La Jornada

Seguir leyendo

Ejercicio fisico y emociones: nuevos descubrimientos

 effects-excercise-social-anxietySeguramente has notado que cuando realizas una actividad física cambia tu estado de ánimo. Efectivamente, esta es una de las mejores opciones para mantener la sensación de felicidad. Incluso, recientes investigaciones confirman que el ejercicio funciona como un antidepresivo. De acuerdo con un estudio del Instituto Karolinska, el ejercicio aumenta en el músculo esquelético la proteína PGC-1A1 y las enzimas KAT, que convierten quinurenina (sustancia formada durante el estrés) en ácido quinurénico. Esta última sustancia no es capaz de pasar de la sangre al cerebro y funciona como un mecanismo de protección contra la depresión.

Seguir leyendo