Cuidar las uñas con las Flores de Bush

come-rafforzare-le-unghie_4f46f71f27088359d156144a1602040bLas uñas pueden verse afectadas cuando no tenemos una buena alimentación (por ejemplo, si exageramos con el azúcar) o cuando nos falta algún nutriente específico (como el hierro, o las vitaminas A y B); sin embargo, nuestra salud emocional y nerviosa también puede afectarlas en varias formas.
Remojar tus uñas por unos minutos durante la noche con el jugo de un limón y ajo finamente picado puede ayudar a fortalecerlas, el consumo de productos que contengan colágeno beneficia no sólo a tus uñas, sino a la piel, los ligamentos y el cabello.

Seguir leyendo

Shots Florales: aprende una nueva y rica manera de tomar tus Esencias Florales de Bush

Aprende a preparar SHOTS FLORALES con deliciosos jugos de frutas y verduras.

foto jugoLos jugos son  el extracto más puro y delicioso de los frutos de nuestra Madre Tierra.

No sólo cómo simples alimentos, sino como elhíxires de vida: por su alto contenido en fibras, vitaminas y minerales, los jugos son una opción fabulosa para mejorar nuestra salud.  Nos ofrecen con sus ricos colores, aromas y sabores un sinfín de remedios para el cuerpo.  Y dependiendo de cuál sea tu objetivo, puedes potencializar sus beneficios al agregarles un “shot” de Esencias Florales.

Ven con nosotros y diviértete descubriendo los secretos de la interacción entre vitaminas y vibraciones florales. Aprenderás a preparar magistralmente jugos con flores para beneficio tuyo y de tus seres cercanos!

Te esperamos de 10,30 a 13,30 el miercoles 20 de agosto en Av. Bolívar 1104, Col. Periodista, Del. Beníto Juárez (D.F.).

Cuota de Inscripción:  $550. Incluye material didáctico, laboratorio práctico y degustación.

 INSCRIBETE  llamando al: 55646931 o escribiendo a: info@bienestarenforma.com

Los asombrosos efectos de la musica

musicaLa música es algo sagrado y misterioso. San Juan, al comenzar su Evangelio declarando que “en el principio era el verbo” sugiere que el origen de la creación se encuentra en una vibración sonora. La música se usa tradicionalmente para producir efectos espirituales así como para comunicar emociones que las palabras no podrían expresar. Es el lenguaje universal por excelencia: no se necesita conocer el idioma de un músico para recibir lo que él quiera transmitirnos. Los efectos psicológicos y médicos de la música son innumerables, y ampliamente desconocidos. De todas formas, la ciencia médica acepta que la música influye sobre el ritmo cardiaco, la presión sanguínea, la respiración y la producción de hormonas; es comprobado su efecto en la reducción del estrés y en la estimulación de la producción de endorfinas (los mismos neurotransmisores del enamoramiento y del orgasmo). Es asombrosa su capacidad de reducir el dolor crónico. En muchos hospitales se prescribe la escucha de música para dos o tres horas diario a los pacientes que tuvieron infartos cerebrales, porque se comprobó que aceleran su tiempo de recuperación de la memoria y del uso de la palabra y son menos sujetos a caer en depresión.

La música, a veces, es el único instrumento que logra sacarnos de nuestra obsesiva rutina mental y devolvernos la presencia que necesitamos para reanudar el contacto con nosotros mismos. Si ya quieres salir de la nube de tus pensamientos y volver ast-johns-wort sentirte verdaderamente vivo, enciende tu aparato y ponte a escuchar lo que te gusta. Si no logras conectarte y alinear tu corazón a la vibración sonora, te aconsejamos probar la esfera frog “In contact” que al contener la Esencia Floral de Bush Bluebell, trabaja desbloqueando el centro energético del corazón y conectándolo a los pensamientos más profundos. La esfera también contiene hierbas y aceites seleccionados para ayudarte a entrar más en contacto con tu ser superior, como por ejemplo la hierba de San Juan (St. Johns Wort o Hipérico) y el Nardo.

Enojo: ¿es posible sacarle provecho?

hulk_real01¿Te has enojado alguna vez en tu vida? No respondas que no, porque todos, de alguna forma, nos enojamos. Cuando no lo hacemos nunca, no cabe duda que algo anda mal. Enojarse es una emoción normal y saludable, que nos permite responder frente a las amenazas con conductas que nos permiten luchar y defendernos. Cierto grado de enojo es indispensable para poder sobrevivir. Sin enojo, un líder no encontraría el “combustible” para llevar a cabo sus empresas. Sin embargo, hay que saber tomar las riendas de esta emoción y hay que aprender a no perder nunca el control. En un momento de enojo, podemos arruinarlo todo: diciendo palabras que lastiman y que luego no se pueden retirar, tomando elecciones no acertadas y no recuperables o, en los casos más severos, siendo físicamente violentos hacia alguien que queremos. Hay personas que se enojan e irritan más fácilmente porque tienen un bajo nivel de tolerancia a la frustración; ellas sienten que no deberían estar sujetas a ninguna frustración o a los inconvenientes en general. No consiguen tomar las cosas con calma y suelen enfurecerse sobre todo si la situación que están viviendo les parece injusta, por ejemplo cuando son corregidas por errores de poca relevancia. Creer que la situación que se está viviendo es injusta e inaceptable y convencerse que enojándonos podemos obtener algo, son factores que alimentan y mantienen el enojo. En algunos casos la irritación puede ser de origen genético o fisiológico: aun así, sólo nuestra actitud puede realmente cambiar la situación. Estar a menudo irritados y enojados afecta las relaciones personales y laborales y con el tiempo nuestro sistema inmunológico puede verse afectado, podemos causarnos contracturas musculares y dolores de cabeza, exponernos a gastritis, colitis y dermatitis, o dañarnos el hígado hasta llegar en algunos casos, al cáncer.

Para aprender a lidiar con el enojo es importante identificar cuáles son sus disparadores. ¿Cuáles son las situaciones que nos hacen enfurecer? ¿Quiénes son las personas que nos provocan esta emoción? ¿En qué nos están afectando, realmente? ¿De qué tenemos miedo? ¿A sentirnos devaluados, inferiores ignorados o rechazados? ¿A sentirnos avergonzados?

Mountain Devil

Mountain Devil

El uso de las flores australianas de Bush puede ser determinante en nuestra búsqueda de salida del laberinto del enojo. Siempre es mejor tratar esta emoción cuando empezamos a sentirla brotar, como un flujo de “líquido caliente” dentro de nuestro estómago. Al tomar al enojo en esta fase, seremos capaces de transmutarlo en una energía creadora y poderosa que nos impulse a seguir adelante, a lograr nuestros objetivos, a cambiar el trayecto que nos está llevando a la frustración.  La Esencia Mountain Devil nos será de gran apoyo para tratar la rabia “caliente” y para contrarrestar la ola química del enojo, la que nos llega a la cabeza haciéndonos perder el control.  Si en el momento mismo en que se está disparando el enojo desean mantener el control, un poco de Emergency Essence ya sea en gotas o en spray,  contribuirá a cambiarnos la onda.

Si en cambio el enojo lo hemos llevado dentro de nosotros por mucho tiempo, esta emoción se va enfriando y de pronto encontraremos que ya no es “tan caliente” como al principio, sino que se ha enfriado, endureciéndose como una piedra en nuestro estómago, en nuestro corazón; en este caso, es muy aconsejable tomar la esencia Dagger Hakea por un periodo no menor a 30 días, ya que para poder “derretir esa piedra” necesitaremos un poco más de paciencia y empezar a procesar el perdón dentro de nuestro ser.

 

Influenza y resfriado: curemonos con esencias florales y alimentos

1-influenza-virus¿Tenemos influenza o estamos resfriados? Como alternativa al uso de medicamentos químicos, o a su uso exagerado, podemos cuidar nuestra alimentación y usar las flores australianas de Bush. Empecemos viendo cuales son los alimentos que hay que preferir y los que es mejor evitar cuando nos encontramos en esta situación. El listado de los alimentos preferibles es sin embargo encabezado por los cítricos, cómo las mandarinas, las naranjas y las toronjas por su riqueza de vitamina C, su apoyo a nuestro sistema inmunológico y su capacidad de contrastar la acumulación de moco en las vías respiratorias. También es importante el ajo, lleno de fitonutrientes con propiedades antivirales y antibióticas; la alicina, que se produce al cortar el ajo, se libera entrando en contacto con la alinasa, que es la principal responsable del efecto antibiótico. Los flavonoides contenidos en la cebolla, puestos en sinergia con vitamina C, combaten las bacterias que proliferan en la temporada fría; según la creencia popular, unas rebanaditas de cebolla puestas en el buró antes de dormir, captan las bacterias contribuyendo a la purificación del aire y de los pulmones del enfermo. Comer un pedacito de jengibre fresco aliviará nuestro dolor de garganta y nos ayudará a contrarrestar tos y fiebre; si su sabor nos parece demasiado fuerte, podemos aligerarlo haciendo una infusión o usándolo como ingrediente de una rica sopa. La lechuga y todas las verduras de hoja verde, en cambio, nos proveerán sales minerales importantes para reconstituir nuestro cuerpo debilitado por la enfermedad; se recomienda especialmente la lechuga romana porque, al contener vitamina A y vitamina C, puede contribuir a fortalecer nuestro sistema inmunológico. También son reconocidos como alimentos útiles las espinacas, la miel, la piña, el mango, los jugos frescos de frutas y verduras, sopas y caldos, brócoli, col, frutos rojos, pimienta negra y canela.

raffreddore_2Los alimentos que debemos evitar son los que, cuando tenemos resfriado o influenza debilitan nuestro sistema inmunológico y dificultan la descongestión de las vías respiratorias. Según Amy Rost, autora de “Natural Healing Wisdom & Know How: Useful Practices, Recipes, and Formulas for a Lifetime of Health”, las grasas animales contenidas en la carne inhiben la capacidad del organismo de liberarse de los gérmenes que causan resfriado e influenza; así que es mejor limitar el consumo de carne y especialmente cuando lleva mucha grasa. Leche, yogurt y lácteos en general, pueden incrementar la formación de moco y su permanencia en las vías respiratorias; según Linda Page, autora de”Diets for Healthy Living”, los virus aman el medio cálido y húmedo generado por el moco.   Los alimentos con demasiada azúcar como los pasteles de producción industrial, los refrescos, los jugos de fruta confeccionados, pueden debilitar el sistema immunológico y dificultar la digestión poniendo bajo esfuerzo el organismo. Al mismo tiempo, comer snacks y alimentos excesivamente salados, no sólo causa problemas digestivos sino contribuye a la deshidratación de nuestro cuerpo dificultando la recuperación. Para curarse más rápidamente, también hay que evitar café y bebidas alcohólicas.

Sin embargo, más allá que cuidar nuestra alimentación y concedernos el justo reposo, también podemos operar sobre las emociones y actitudes relacionadas a la enfermedad. Para influenza y resfriado aconsejamos el uso de las flores australianas Bush Iris e Illawarra Flame Tree, para que nos ayuden a elevar nuestro sistema inmunológico y a limpiar el sistema linfático.  Black Eyed Susan y Jacaranda también podrán apoyarnos para mantener la calma y la paciencia necesarias y darle tiempo a nuestro cuerpo de recuperarse antes de volver a tomar un ritmo frenético que nos lleve a posibles recaídas.